Porlamar
11 de abril de 2021





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






¡Qué pelea tan ridícula!
Ambos personajes, en lugar de enfilar sus baterías contra el enemigo común, el régimen madurista, infelizmente se han dedicado a pelearse entre sí con dientes y uñas.
Marcos Tineo M. tineo.marcos@gmail.com

28 Ene, 2021 | Nunca antes había sido tan patética y trágica esa imagen de dos borrachos peleando por una botella vacía como ahora en estas islas. Es el caso de la “batalla” entre Morel Rodríguez y Alfredo Díaz por la nominación como candidato de la oposición (¿?) en una eventual elección de gobernadores que convocaría en cualquier momento el CNE del régimen.
Ambos personajes, en lugar de enfilar sus baterías contra el enemigo común, el régimen madurista, infelizmente se han dedicado a pelearse entre sí con dientes y uñas y, lo peor del caso es que los dos supuestos líderes bien poco tienen que ofrecer a los margariteños para la consecución del objetivo primordial del pueblo neoespartano y de los venezolanos en general: el fin del nefasto proceso que ha llevado a la ruina a nuestro país.
En el caso del señor Rodríguez, quien ha desperdiciado las múltiples oportunidades que ha tenido para buscar solución a los problemas que padece el pueblo insular cuando el estado venezolano tenía recursos para hacerlo, ahora está empeñado en gobernar de nuevo a Nueva Esparta en una pretensión que bien puede ser calificada de senil.
Resulta evidente que este personaje ha evitado desde que dejó el Despacho asuntino enfrentar al gobierno nacional pese a sus desastrosas políticas, y según se dice en los corrillos políticos, tal actitud se debe a la necesidad de proteger intereses económicos personales y familiares. O sea, el pueblo no es primero en el orden de sus prioridades.
En cuanto al señor Alfredo Díaz, su desempeño al frente de la gobernación insular ha sido verdaderamente gris, no solo por el acoso del que ha sido blanco por parte del gobierno central, sino más por la tímida reacción que ha tenido frente al despojo de sus competencias como mandatario establecidas en la Ley de descentralización, más preocupado quizá por mantener a un personal con los mendrugos que le envían desde la Oficina Central de Presupuesto y temor a arriesgarse a ser defenestrado por decreto.
Sólo los exiguos tributos regionales le han permitido a Díaz mantener activo su programa Bandera Móvil Salud, buen disminuido gracias el despojo de la competencia en la materia de Salud.
Pero lo que más ha dañado su liderazgo es la condescendencia mostrada hacia algunos miembros de su gabinete que han tomado acciones decididamente favorables a políticas divisionistas puestas en marcha por el régimen madurista, sin haber tomado medida alguna para ponerle coto. El doble papel jugado en las recientes elecciones parlamentarias bufas es una muestra del juego del actual mandatario regional, que bien puede ser calificado de oportunista.
Finalmente, estos dirigentes, así como los que ahora consideran participar en las eventuales elecciones de gobernadores, han mostrado una total falta de consistencia en sus planteamientos, con lo cual se han ganado la desconfianza de la mayoría de los venezolanos. ¿Cómo es que el vigente CNE no era bueno para organizar las elecciones parlamentarias recientes y si lo es ahora para regir las regionales? ¿Cómo es que ahora hablamos de unidad en torno a una figura como Morel o como Alfredo, como Ramos Allup, Capriles o cualquier otro atorrante nacional, pero esa unidad en la práctica nunca se ha dado en torno a Guaidó, quien mal que bien, ha logrado reconocimiento por decenas de países? La unidad sólo es viable si soy yo quien la lidera e imposible si el dirigente es otro. ¡Qué vaina es esa!
Es tiempo de dejar la hipocresía, dejar de lado la falta de sinceridad y no seguir ofreciendo esa triste y ridícula pelea de borrachos. El pueblo margariteño, los venezolanos merecemos respeto y consideración y quienes pretenden ser sus líderes son los primeros que están obligados a brindárselo.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES