Porlamar
3 de agosto de 2020





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Autoridades de América Latina piden responsabilidad a la población ante COVID-19
Los países aplican restricciones en la movilización de personas mientras intentan abrir sus economías en medio de la propagación del virus en la región.
XINHUA

XINHUA

El cumplimiento de las medidas sanitarias es vital para evitar la propagación del virus. / XINHUA

1 Jul, 2020 | En la lucha contra la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), algunos países de América Latina endurecen sus medidas de restricción y otros empiezan a abrir negocios para reactivar la alicaída economía, pese a la rápida propagación del virus en la región.

En Brasil, con 1.402.041 casos y 59.594 muertos, el presidente Jair Bolsonaro promulgó una ley que establece una ayuda financiera de 3.000 millones de reales (unos 550 millones de dólares) para el sector cultural para enfrentar la pandemia del nuevo coronavirus.

Según se publicó en el Diario Oficial, los fondos serán transferidos a estados, municipios y el Distrito Federal, instancias responsables de la aplicación de los recursos.

El texto prevé tres asignaciones de 600 reales (110 dólares) mensuales para trabajadores del área cultural, además de un subsidio para el mantenimiento de espacios artísticos y culturales, así como créditos para micro y pequeñas empresas culturales, cooperativas y organizaciones comunitarias.

Por lo pronto, el gobierno confirmó la extensión por otros dos meses de la ayuda de emergencia de 600 reales (unos 110 dólares) para los trabajadores informales, cuentapropistas, desempleados y microempresarios individuales que tuvieron una fuerte caída de sus ingresos debido a las medidas de aislamiento social para enfrentar la pandemia.

En Perú, con 285.213 contagios y 9.677 víctimas mortales, el presidente Martín Vizcarra pidió a la población ser responsable en la nueva etapa del estado de emergencia que vivirá el país del 1 al 31 de julio, la cual incluye una cuarentena focalizada en siete regiones, sin incluir la capital Lima, y un toque de queda nacional nocturno.

"Somos todos responsables en esta nueva etapa", expresó el mandatario desde el Palacio de Gobierno, donde destacó los resultados de las medidas que ha venido aplicando su gobierno tras la llegada de la enfermedad al país andino.

Sostuvo que la extendida cuarentena total que vivió Perú desde el 16 de marzo hasta el 30 de junio ha permitido "evitar el movimiento masivo de personas", lo cual ha conllevado a que "el virus no se trasfiera rápidamente" entre la población.

En Chile, con 279.393 enfermos y 5.688 decesos, el ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Andrés Couve, destacó que su cartera apoya a través de fondos públicos investigaciones sobre la COVID-19.

"Estamos trabajando en un fondo de investigación desde nuestra agencia de innovación y desarrollo que va a enfocarse exclusivamente en la COVID-19 y es un fondo de investigación para todas las disciplinas", señaló el ministro en entrevista con Xinhua.

Couve indicó que por medio de las investigaciones buscan "tener una comprensión más profunda de los aspectos que son relacionados con el virus" y aclaró que el fondo también va dirigido a "los aspectos que son relacionados con las personas y aquellas cosas que nos están ocurriendo a nosotros como sociedad".

En Ecuador, con 56.342 positivos y 4.527 fallecimientos, tras más de 100 días de confinamiento social por el virus, reabrirán el miércoles 1 de julio los cines y teatros, las actividades en zoológicos, museos y parques nacionales con el 30 por ciento de aforo, y se permitirán las reuniones sociales con un máximo de 25 personas.

Las nuevas actividades regirán en las ciudades que se encuentran en "semáforo amarillo", que establece restricciones flexibles, debido a la tendencia de contagios, mientras que el toque de queda, vigente desde hace tres meses, se amplía de las 23:00 hora local a las 5:00 horas del día siguiente.

También se reanudarán el transporte interprovincial al 50 por ciento del aforo entre cantones con semáforo amarillo y verde, con menos restricciones, la realización de velorios con hasta 25 personas y se ampliará al 50 por ciento el aforo en centros comerciales y restaurantes.

En Argentina, con 64.530 casos, de los cuales 1.307 fallecieron, comerciantes del Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) expresaron su preocupación ante el nuevo cierre de actividades que deberán implementar del 1 al 17 de julio, como consecuencia del alto número de casos de la COVID-19 en la región.

Los comercios de sectores no esenciales del AMBA cerraron sus puertas por primera vez el 20 de marzo, cuando inició el aislamiento preventivo en todo el país, y pudieron reabrir con estrictos protocolos recién el 12 de mayo, permiso que terminó hoy por el retroceso a la fase 1 de la cuarentena.

Según un reporte de la Cámara Argentina de Comercio, alrededor de 40.000 comercios de todo el país cerraron sus puertas de manera definitiva, de los cuales unos 25.000 corresponden al AMBA.

En tanto, autoridades de la ciudad de Buenos Aires anunciaron la ampliación de los exámenes y el seguimiento de contactos estrechos de personas que padecen la enfermedad, ante un "preocupante y significativo" aumento de casos.

Por lo pronto, peluqueros de Argentina realizaron una movilización callejera y un "tijeretazo simbólico" en la ciudad de Buenos Aires para reclamar la reapertura de la actividad, que permanece cerrada desde el 20 de marzo por la cuarentena.

En Colombia, con 97.846 contagios y 3.334 defunciones, el presidente Iván Duque recibió 233 ventiladores chinos que fueron adquiridos por el gobierno para aumentar la capacidad de las Unidades de Cuidado Intensivo en varias ciudades del país.

"El director de la OMS (Organización Mundial de la Salud) dijo que el final del coronavirus está lejos, por lo que todos debemos salir del falso dilema de que la salud y la vida no son conciliables con la defensa del desarrollo económico y el desarrollo social", aseguró el mandatario.

Duque comentó que los próximos días su gobierno entregará a Bogotá un total de 300 de ventiladores de un total 722.

Finalmente, autoridades de República Dominicana reportaron un acumulado de 32.568 casos y 747 muertos, mientras que en Cuba hay 2.341 enfermos y 86 decesos.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES