Porlamar
20 de octubre de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






“Lucho”: ciencia y arte “jatero”
¡Sí! Resulta que la providencia tan benevolente en sus designios e inescrupulosa en sus decisiones, también regó a Altagracia con la abundancia del verso y el acierto de la rima.
Mélido Estaba Rojas | melidoestaba@gmail.com

5 Oct, 2019 | ¡Sí! Resulta que la providencia tan benevolente en sus designios e inescrupulosa en sus decisiones, también regó a Altagracia con la abundancia del verso y el acierto de la rima. ¿Será que nuestro pueblo es demasiado pedigüeño y no se cansa de disfrutar atributos? ¡Quién sabe, mijito! Desde que nos conocemos en ese submundo de armonías que florecen respaldadas por yaques, cuicas, tunas, cardones y bochinche de mar alborotado, hemos navegado en temporales de gentileza, candor y creatividad para no decir mucho que agarraron al pueblo de posada gratis. Nuestros viejos lo aceptaron así en tiempos del ciclón y desde entonces vivimos a merced de los sueños, idealismos y poesías, que son como el sustento del día a pesar de las necesidades y carencias.

Aquí entre nos como diría Nené Villarroel uno no puede evitar inflarse, al escribir acerca de esos puntos que destacan entre tantos valores. Allí está –por ejemplo- Gabriel José “Lucho” Gómez Gómez, emergente de aquellos lados de “Bajo Negro”, en los predios de Damasita, inventora de la amistad.

El empeño de la superación y la cantaleta de los viejos, lo llevaron a recibir su licenciatura de biólogo marino en la UDO (¡Ave María Purísima!, decían los pescadores de La Galera. ¿Qué será eso?) Y “Lucho”, que siempre ha sido un muchacho de avanzada, por no decir agallúo, siguió martirizándose la cabeza con postgrados y especializaciones de nombres enredaos en universidades como la José Tadeo Lozano, en Cartagena de Indias; y en La Habana.

Autor de más de 30 publicaciones científicas arbitradas, así como de capítulos en textos con rigor investigativo en eventos criollos e internacionales de la FAO. Permaneció por 32 años en el Instituto Nacional de investigaciones Agrícolas inmiscuyéndose en la vida privada de las especies marinas, para aprender a definirlas mejor. Por eso logró reconocimientos del Ministerio para la Ciencia, Tecnología e Innovación, y distinciones con estímulo a la Investigación e Innovación; y es integrante del equipo experto en Insopesca. “Lucho”, el “jatero” hijo de “Becho” y Dora, ha comandado proyectos de renombre que dicen de su capacidad y disciplina científica, pero no reniega de la genética chistosa oportuna, o del retruco a tiempo frente a las mesas bulleras donde prima la armonía, sancochos y aquello que “nunca debe faltar”.

Más de cincuenta composiciones y un ramillete de exitosas participaciones en festivales del canto, aparecen con humildad en su hoja de ruta, concretando su primera producción discográfica en el 2006 como regalo a su pueblo.

Ha llevado su pasión de cantautor por muchas tarimas compartiendo con personajes como Julio Miranda, José Ramón Villarroel, Jesús Ávila, Chico Toño Mata, Hernán Marín, Reyna Lucero, Beto Valderrama Patiño, Erasmo Cardona, Yrael Antuare, Joseíto Ágreda, Yoni Escobar, Juan Rojas e Ibrahím Bracho. “Lucho” es por sobre sus atributos jateros, un cultor empedernido de la amistad solidaria, así lo confirman su esposa Eudis Rasse y su hija Gabriela Alejandra, de la misma tierra.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES