Porlamar
4 de abril de 2020





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Tragedia minera con 301 muertos deja una Turquía dividida
Los ejecutivos de Soma Holding, la empresa que gestiona la mina desde su privatización en 2005, aseguran que cumplieron todas las normas y no cometieron errores de negligencia.
EFE

Foto: EFE

La empresa responsable de la minería dijo no haber cometido negligencia. / Foto: EFE

18 May, 2014 | Turquía, cinco días después del accidente en la mina de lignito de Soma, se divide entre el luto por los 301 muertos, confirmados este sábado por el Gobierno, y la búsqueda de responsables de la tragedia.

El ministro turco de Energía, Taner Yildiz, aclaró esta jornada ante la prensa que ya se han detectado los últimos dos cadáveres que faltan por recuperar, aunque un nuevo incendio dificultará su rescate.

El Gobierno turco ha publicado una lista con los nombres de 283 víctimas, cuyos cadáveres ya han sido entregados a sus familias.

Pero la emisora IMC TV aseguró este sábado –tras una ronda de llamadas a los municipios de los que eran oriundos los mineros- que 321 personas fueron enterradas oficialmente como víctimas del accidente.

Las primeras estimaciones oficiales, avanzadas el miércoles por el propio Yildiz, hacían prever un balance de 348 muertos.

No solo el número final, también las causas del accidente son objeto de polémica en Turquía.

Causó consternación que en la mina existía una sola cámara de supervivencia apta para 500 obreros, pero que estaba inutilizable por hallarse en fase de desmontaje y traslado.

Sin embargo, disponer de una cámara de seguridad de este tipo no es obligatorio, según la legislación turca.

El ministro turco de Trabajo, Faruk Çelik, confirmó hoy que en los últimos dos años la mina se había inspeccionado 16 veces, sin encontrarse motivos para cerrarla.

Pero varios ingenieros han asegurado a Efe que junto con las minas, también las inspecciones de seguridad se han privatizado y que el control público en las minas privadas es "cero".

Un importante sector sindical acusa por eso al Gobierno turco, liderado por el islamista Recep Tayyip Erdogan, de ser culpable del desastre por la privatización de recursos y servicios públicos.

Desde la llegada al poder del Partido de Justicia y Desarrollo (PJD) en 2002, Turquía ha privatizado empresas por valor de 54.000 millones de dólares, cinco veces más que entre 1985 y 2002.

Según un estudio del Colegio turco de Ingenieros, la tasa de accidentes mortales en las minas privadas del país eurasiático es seis veces mayor que en las de gestión pública.

Las protestas que se suceden desde el miércoles en varias ciudades turcas fueron respondidas con unidades antidisturbios, violencia y detenciones.

La gobernación de Manisa, provincia a la que pertenece Soma, ha prohibido a partir de este sábado todo tipo de protestas o manifestaciones en la ciudad minera.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES